El 16 de mayo de 2019, el Ejecutivo Federal publicó el Decreto por el que se reforma la fracción III del artículo 113 y se adiciona un artículo 113 Bis del Código Fiscal de la Federación (CFF).

Mediante esta reforma, se incrementa la pena mínima de prisión a quien expida o enajene comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o simulada , de 3 meses a  una pena mínima de 3 años y una máxima de 6.

Para quién adquiera este tipo de comprobantes la pena se mantiene de 3 meses a 6 años de prisión.

De acuerdo con el Decreto, estas reformas entran en vigor el 17 de mayo de 2019.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.