CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) – Los impuestos que los contribuyentes pagaron entre enero y junio han salvado a las finanzas públicas de este periodo, con todo y la menor recaudación que generó el otorgamiento de estímulos fiscales a las gasolinas, y pese a menores ingresos petroleros.

En el primer semestre del año los ingresos tributarios generaron 1.5 billones de pesos a la administración pública, 92,552 millones de pesos más frente a lo programado, refieren datos actualizados de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Una mayor inversión en el mercado bursátil, con capital repatriado, además del refuerzo de la vigilancia por parte del fisco hacia los contribuyentes, son parte de los factores que impulsaron la llegada de estos ingresos excedentes, refieren especialistas en materia fiscal consultados por Expansión.

En este semestre, los ingresos por impuestos representaron el 62.3% de los ingresos totales, mientras que los petroleros representaron el 19%. En el mismo periodo del año pasado los niveles fueron de 55.3% y 15,7%, respectivamente, es decir, lo que confirma la tendencia de un mayor peso de los impuestos para el balance de las finanzas públicas.

impuestos contribuyentes 2018.png

Deja un comentario